sábado, 4 de marzo de 2017

CHICAS Y VIAJANTES


(esta chica de Ramon no es desconocida, pero me recuerda mucho a Jenny)
Llevo una semana buscando a La chica desconocida.  Mas que buscando, acompañando a Jenny, la protagonista de la película de los Hermanos Dardenne, en su búsqueda. Llevo una semana a su lado, escuchándola, viéndola, entendiéndola. La razón es muy sencilla. Los Dardenne, Luc y Jean Pierre, han estado en Barcelona para presentar una retrospectiva en la Filmoteca que comenzaba precisamente con su último trabajo: La chica desconocida. Los entrevisté hace unos días después de ver la película. Y eso me ha hecho convertirme durante esta semana en la compañera de Jenny.  Hay muchas cosas interesantes de las que hablar a partir de este film sobre una médico de familia en Lieja que tiene una tremenda sensación de culpa por un acto involuntario. Jenny no mata a la chica desconocida, pero ella se siente culpable. La chica desconocida se apodera de ella, la posee moralmente, hace que esta joven doctora no pare hasta averiguar quién era esa mujer negra, casi adolescente, que una noche llamó a su puerta.
Una de las preguntas que les hice a los Dardenne fue: ¿Jenny es una metáfora de Europa, Jenny nos representa a todos, haciendo oídos sordos a la llamada de los refugiados y los inmigrantes en nuestras puertas? Sí y no. Sí, desde luego, pero los Dardenne son mucho más inteligentes para dejarse llevar por la simple metáfora política y social. Jenny es una mujer cansada de una jornada de trabajo. Y si no abre no es por desprecio o por no dejar entrar en su espacio a esa persona que llama fuera de horario. Es porque no puede más y quiere irse a casa. Pero Jenny, como Europa, tiene conciencia y sabe que hizo mal. Sabe que no se puede mirar a otro lado y que hay que afrontar las consecuencias de sus actos. Las dos chicas desconocidas de la película, Jenny de la que no sabemos nada de su vida y su pasado y la joven negra, dejan de serlo cuando finalmente la doctora de barrio consigue darle un nombre a la inmigrante sin papeles. Un film de los que te hacen pensar.



(valdría la peana releer el texto de la obra de Miller)
 Viajantes, en plural. Porque en El viajante, flamante Oscar a la Mejor Película Extranjera de este año, dirigida por el iraní Asghar Farhadi, hay dos viajantes como en la chica había dos chicas. En el cine iraní ha habido tres directores indispensables hasta ahora: Kiarostami, el poeta, Mahmalbaf, el ensayista, Panahi, el cronista. A esta lista se suma desde hace unos años Farhadi, al que podíamos denominar, el novelista. De los cuatro, Farhadi es el que mejor ha retratado el Irán contemporáneo al centrar sus historias en personajes de clase media, sin graves problemas económicos, matrimonios en crisis por motivos casi siempre ajenos a ellos. La primera película de Farhadi que vi fue en el 2009. Se llamaba A propósito de Ely y era una especie de versión iraní de La aventura de Antonioni. Me gustó mucho y sobre todo me llamó la atención la modernidad de sus personajes. Dos años después Nader y Simir, una separación, confirmó que Farhadi era un director con una sensibilidad especial para retratar conflictos familiares. Ganó un Oscar. El pasado, seguía esta línea, pero el hecho de suceder en Paris, fuera de su espacio, la hacía ser un tanto extraña. Con El viajante, Farhadi vuelve a recuperar el pulso de su sociedad, de su contexto, de su gente. Y vuelve a un matrimonio que se enfrenta a una crisis inesperada al mismo tiempo que ensayan y representan en un teatro La muerte de un viajante de Arthur Miller. El guión del propio Farhadi combina las dos tramas, la del teatro y la de la vida haciendo que entre en el drama un segundo viajante, un hombre viejo y acabado como el Willy Loman de Miller. Mientras escribía esto me he dado cuenta de que Farhadi está escribiendo una especie de Comedia Humana (Tragedia humana) que tiene una continuidad en sus personajes femeninos: la Ely de su primera película, se quiere divorciar con el nombre de Nader, se marcha a Francia para vivir como Marie, pero vuelve a Teherán dispuesta a recomponer su matrimonio convertida en Rana. Tras el incidente que cambia toda su vida ¿qué camino tomará la Protagonista de Farhadi en los rasgos de Penélope Cruz y en España? .




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada