viernes, 30 de diciembre de 2011

DRIVE


(¿conseguiría Drive salir de esta jaula urbana?)
Todo el mundo se deshace en elogios de DRIVE. Las calificaciones son altísimas, cuatro y cinco estrellas. ¿Por qué se produce este asombro crítico ante esta película? No tengo una respuesta clara. Solo puedo decir que comparto el entusiasmo, aunque quizás mas matizado. En casi todas las críticas que he leído se hace referencia Melville y su samurai, aunque mucho me temo que Melville y el samurai son completamente desconocidos para la mayor parte de los espectadores de Drive. La aparición de Drive es probable que responda a la necesidad de cada generación de tener un héroe solitario y oscuro, que camina por el filo de la navaja siguiendo su propio código. Drive tiene una cualidad ambigua. Es fría por fuera como un cubito de hielo, pero dentro de ese cubito se guarda un cuerpo cálido y tierno. Curiosa combinación. El conductor sin nombre también me recordó a Alain Delon y su silencioso samurai melvilliano. Pero he de reconocer que me hizo pensar mas en otros conductores solitarios y no precisamente urbanos. Me recordó al Dennis Weaber de El diablo sobre ruedas de Spielberg, enfrentado a un enemigo muy superior al que, sin embargo, consigue vencer. Me vino a la memoria Barry Newman en Vanishing Point, de Richard Sarafian y su desafío al orden establecido. Pero sobre todo pensé en Travis, el Robert de Niro de Taxi Driver, un posible abuelo de este drive contemporáneo.
Pero todas estas son trampas de crítico. Lo mejor es dejarse llevar por Ryan Gosling en su trabajo de día y de noche y compartir con él el deseo de una vida mas normal que nunca conseguirá.

sábado, 24 de diciembre de 2011

EL TOPO


¿Saben lo que mas me ha gustado de El topo? Lo que no está en la película. Lo que tiene que poner el espectador para rellenar esos espacios que el director (y el autor) dejan voluntariamente fuera de campo y sin los cuales no se entiende la simple y al mismo tiempo compleja trama del Tinker, Taylor, Soldier. Desde el primer momento hay muchas cosas no dichas, intuidas, imaginadas, que como espectadores tenemos que ir colocando en los espacios en blanco que la historia va dejando. Es un ejercicio cinematográfico increíble. No había visto usar el fuera de campo de esa manera desde… no se desde cuando. No hace falta hablar, no hay nada que explicar: Smiley viendo la televisión en su casa cuando suena la puerta es una imagen suficiente para saber que Smiley vuelve a estar en activo. Una mirada nos manda de repente a una secuencia completamente distinta, un tiempo distinto, un lugar distinto. Un guión como este debería analizarse en todas las escuelas de cine y un montaje tan preciso también. Y eso que no entro ni en los ambientes, ni en los espacios, ni en el uso de la música. ¿Cómo consiguen los ingleses que todo parezca usado? La guerra fría es algo del pasado, y la película no lo oculta, no intenta hacer una relectura de la historia de Le Carré mas que una dirección: el componente homosexual latente entre estos espías de corbata y maletín y que se apunta en dos pequeñas escenas: unas palabras en la cocina y unas lágrimas; una foto y una bala. Recuerdo muy bien la novela que leí en 1981, (¿cómo sé que fue entonces?, sencillo. Gracias a un billete de metro que usaba como punto y que se quedó allí, guardado como una reliquia de otro tiempo, cuando diez viajes valían 175 pesetas y el billete servía para Autobús-Metro-Tramvía Blau). Un tiempo en el que aun vivíamos sumergidos en la guerra fría entre el silencioso Smiley y el astuto Karla. Tiempo de espías que no volverán. Ahora el espionaje se hace desde un ordenador. ¿Alguien sabe quién es el Smiley de esta era tecnológica y financiera?

sábado, 17 de diciembre de 2011

A LA SOMBRA DE THE ARTIST


Esta semana todo el mundo irá a disfrutar con The Artist, una joya que no debería perderse nadie al que le guste el cine. La foto que ilustra este texto es de la serie Ella, él y Asta. Y viene a cuento porque Asta estaba sin duda en la cabeza de Hazanavicius cuando ideó el film. Tanto o mas que Cantando bajo la lluvia de Donen/Kelly o Espejismos, de King Vidor.
Pero yo quiero hablar aquí de dos películas españolas estrenadas a su sombra y que me dolería que pasaran desapercibidas. Las dos, además, tienen mucho que ver con The Artists.
Hollywood Talkies, de Oscar Pérez y Mia de Ribot comparte tiempo histórico, finales de los veinte y principios de los 30 en el Hollywood que pasaba del mudo al sonoro.
Lo mas importante de la vida es no haber muerto, comparte blanco y negro y un homenaje a un cine del pasado.
De Hollywood Talkies escribí hace tiempo cuando la vi en un pase previo a Venecia. Si quieren leer la entrada está publicada el 29 de julio de este 2011.
Aquí solo quiero recordar que este precioso documental no solo comparte con The Artist el tiempo, el paso del mudo al sonoro y el espacio, el Hollywood de final de los veinte y principio de los treinta. Comparte sobre todo el sentimiento, la evocación de un cine que fue y que ya no es. Acababa aquella entrada diciendo: “Una última acotación. La palabra Hollywood quiere decir literalmente Bosque Sagrado. Nunca antes esta definición de Hollywood me pareció tan acertada como en esta película poblada de fantasmas.”
En cuanto a Lo mejor de la vida es no haber muerto, film extraño y atrevido, divertido y poco convencional dirigido a cuatro manos, lo cual explica probablemente sus irregularidades y sus aciertos; es sin duda un homenaje, no se si voluntario o no, al cine de Edgar Neville. De Neville toma la situación sentimental de una pareja que es un trío, como lo eran los protagonistas de El baile y La vida en un hilo. Pero también bebe en Neville cuando inventa esa vida subterránea, escondida, llena de misterios y de seres ocultos que arranca en La torre de los siete jorobados.
Dos películas españolas que merecen un no pasar desapercibidas. Dos títulos que junto con The Artists nos demuestran que el cine está hecho de retazos del pasado, aunque estemos en un espléndido presente.

martes, 13 de diciembre de 2011

COMENTARIOS PIEDRA NEGRA


Estos son algunos comentarios que me han llegado sobre la novela La piedra negra. A todos muchas gracias.
El jueves 15 es la presentación en Documenta (Barcelona) a las 20.00 horas.
Y en la red sigue haciendo su caminito
Si buscais en Google: LA PIEDRA NEGRA NURIA VIDAL, sale directo.

1 I la novel•la: m'ha agradat molt!! Trobo impressionant la capacitat de trenar personatges, temps i accions i d'enganxar-te, i una habilitat per anar per feina en el millor sentit... Només et diré que en acabar-la vaig tenir la necessitat imperiosa de tornar a veure 2001 amb uns altres ulls (i ho vaig fer!). En fi, que felicitats! Ja en parlarem... Jordi

2 Pero también es cierto que pasan muchas cosas, encuentran gente interesante como Dante, etc. así que también sorprende. Por lo demás, todos los personajes me gustan mucho. Las ninfas o las mariñas, Scott, el tipo rico de NY, el navegante, etc.La historia a la que haces mención de un hombre que lo dejó todo y se marchó a la montaña es Jeremias Johnson?Y a partir de las historias paralelas me parece que has tejido un bonito jersey de punto, colorista y ligero. Y al final, cuando sale Clarke, la historia pega un subidón. Es como el abuelo que todos hubieramos querido tener. Anna Marqués, Directora del Memorimage de Reus.

3…y entre la tarde del sábado y esta mañana la he leído. Y, hostia, me ha encantado, de verdad... Y una de las cosas que mas, y que me parece fantástico en una novela tan 'difícil', sobre todo por la temática (al menos, para mi, que no soy un lector habitual de ciencia ficción ni de historias fantásticas), es que la lectura te arrastra y te arrastra, desde el primer momento hasta el final. Y por muchos saltos en el tiempo que haces, adelante y atrás, nada chirria: todo es perfectamente 'creíble' en el contexto de la narración, sobre todo, yo diría que una de sus grandes virtudes, sin lo cual quizá la novela no fluiría tan bien, es como está escrita: tiene ritmo, un ritmo pausado, tranquilo, pero constante, sin altibajos; fluye y fluye. Me parece, además, una fabula magnifica (al menos es lo que pensaba mientras leía la primera parte; que estaba ante una fabula sobre la intolerancia, y que podía leerse perfectamente en clave contemporánea), aunque cambie ligeramente de opinión al empezar la segunda parte: continua siendo una fabula, en mi opinión, pero su lectura es mucho mas 'espiritual' e incluso científica. No se que te habrán comentado otros lectores, pero a mi has logrado sorprenderme con el giro que toma la historia en esa segunda parte...
Otras de las sensaciones que he tenido es que leía 'lo mismo' dos veces: a ver si consigo explicarme. A la primera parte, que es básicamente, 'Solsticios', o al menos eso me ha parecido, se corresponde la segunda, la 'parte contemporánea' (o casi) y una y otra encajan perfectamente, como si hubieras doblado una hoja de papel (en este caso una hoja de papel del tiempo) y una X y otra X se posaran una encima de la otra hasta ser la misma, con las evidentes y obvias diferencias. O sea que me da la sensación que una de las cosas que te interesa, esa posibilidad de universos paralelos en tiempos distintos, pero no diferentes, literariamente le das una forma muy acertada...
Finalmente, todo lo que explicas sobre Clarke, Sri Lanka, etc... me ha interesado mucho. Ya te he dicho que no soy un gran lector de ciencia ficción, ni siquiera de novela fantástica, pero si de libros de viajes: otra de las cosas que has conseguido ha sido despertar mis deseos de leer 'Las fuentes del paraíso'.... Quim.

4. Bueno, al grano: ayer acabé La Piedra Negra. Me ha gustado mucho! Me ha parecido una fantasía muy bonita, ya hablaremos en directo pero, de entrada, FELICIDADES!!!!! Me lo he pasado muy bien leyéndola... Mariela.

5. Ayer terminé de leer La piedra negra y la verdad es que me ha gustado mucho. La historia se hace muy sencilla para el lector y en cambio es muy compleja, casi parece un trabajo de artesanía. Al final, en las notas cuando explicas que llevas 30 años dándoles vueltas queda claro que ha sido un largo camino. Sin ánimo de hacer crítica de nada porque no tengo ni idea de literatura una de las cosas que me parece más interesante es esta especie de fuera de campo continuo que remite todo el rato a otro tiempo aunque sea el mismo lugar. y, de hecho, así acaba, en pleno fuera de campo, aunque nos quedemos en un sitio tenemos el pensamiento en otro, no? bueno es mi sensación. Felicidades! Ojalá puedas publicarlo y lo pueda leer más gente, si lo consigues avísame que yo lo regalaré! Montse.

6 Felicidades! Me leía ayer domingo LA PIEDRA NEGRA de un tirón.Me lo he pasado bomba, gracias. La voy a recomendar como regalo de Nadal. Pablo.

7. Que bé que m'ho he passat amb les aventures d'Arnau de Vilanova, Martí, Ana i tota la pandilla!. M'ha encantat el llibre, t'ho dic de tot cor. Quina meravella deu ser portar a dins aquesta història durant tants anys i poder donar-li la llum finalment....i jo, com a lectora, celebro del tot que hagi estat així perquè he passat unes estones fantàstiques amb ella i encara ara m'acompanya, la teva història. Quins personatges més nobles de sentiments, més fidels a la seva búsqueda i al seu vincle afectiu.Tots ells han estat com petits herios per mi, aquests dies que els he tingut "entre mans", i m'han deixat un pòsit de pau i de bondat tant agradable... Et felicito moltíssim perquè finalment l'hagis pogut treure de tu, i t'ho agraeixo perquè m'ha resultat una lectura d'allò més plaent. I no cal que et digui la gràcia que també m'ha fet a mi la tormenta elèctrica al Camp de Tarragona!
Ara em quedo amb les ganes de llegir les noveles d'Arthur C. Clark que encara no he llegit mai i aniré immediatament a buscar! I mira que feia temps que tenia ganes de llegir coses de Ciència Ficció, i La Piedra Negra m'hi ha abocat absolutament!!...
Bàsicament, ara t'escrivía per felicitar-te i m'adono que un es queda molt curt per expresar amb paraules algunes coses, sobretot al costat de la dimensió del que m'has donat tu amb la novela, però espero que puguis llegir-me entre línies la verdadera emoció amb la que et dic el que et dic. Mia.

jueves, 8 de diciembre de 2011

OPEN 24 HORAS


(Héctor podria pasear por aquí)
Se estrena mañana una película que vale la pena que no pase desapercibida, Open 24 h., de Carles Torras. No es cine de espectáculo, no es cine de palomitas, pero es cine muy interesante y al mismo tiempo nada, pero nada, aburrido. Podríamos decir que estamos ante un ejemplo de cine minimalista en blanco y negro, casi sin diálogos. Dura poco mas de una hora. Por su historia y su factura está emparentado con Las horas del día de Jaime Rosales. Pero es menos malvada. Historia de hombres, en especial de un hombre joven que es el centro de un triángulo familiar con un padre autoritario y adusto y un hermano subnormal del que debe cuidar. Trabaja como guardia de seguridad en una empresa que parece sacada de Wall-e. Y ahora que pienso, el protagonista tiene algo de Wall-e, aunque sin la suerte de encontrar una plantita en su mundo de metales. Se llama Héctor y lo único que sabemos de él es que no puede dormir y se pasa las noches leyendo novelas de Erich von Dániken. Tiene un juicio pendiente y una abogada que no le hace caso. Deambula por las calles de una Barcelona irreconocible y se refugia en programas de ciencia ficción en la radio. Héctor no tiene muchas salidas. La película se acaba en el momento justo, cuando empezamos a preguntarnos hacia donde va. Es un ejemplo de contención. Y lo mejor es que no puedes dejar de mirarla. Una sorpresa.

martes, 6 de diciembre de 2011

DOS CITAS IMPORTANTES


La semana que viene es muy movida para nosotros.
El martes 13 de diciembre, Ramon Herreros inaugura una exposición con un tema específico: ARQUITECTURAS. Son ocho óleos magníficos y cinco acuarelas preciosas que abren un nuevo tema en su pintura. Árboles y espacios juntos dan como resultado una obra absolutamente original. La exposición es en San Cugat en Canals Galeria d'Art. Carrer de la Creu, 16. 93 675 49 02.

Y dos días después, el jueves 15, yo presento la novela LA PIEDRA NEGRA, en la librería Documenta de Barcelona, en Cardenal Casañas 4. La cita es a las ocho y será para mi la ocasión de que el libro se vea en papel, como objeto físico. Después, espero que tenga una larga vida en la red.

lunes, 5 de diciembre de 2011

PRESENTACION LA PIEDRA NEGRA


El jueves 15 de diciembre presentaré la novela La piedra Negra en la Librería Documenta, a las 20.00 horas. Una de las cosas que mas me gustan es que será Jordi Ibáñez el que la presente. Jordi es un amigo, pero sobre todo es un lector no habitual de ciencia ficción y el hecho de que haya accedido a introducir la novela me llena de satisfacción. También estará Andreu Teixidor, el editor de BAT, la editorial On Line que la ha publicado. Me hace especial ilusión esta presentación en una libreria como Documenta, a la que estoy unida desde su fundación hace ya muchos años, porque será la ocasión de que el libro se vea y se toque como objeto. El hecho de que se haya publicado on line me parece muy importante y una manera de adecuarse a los nuevos tiempo. Pero sigo teniendo un resto de sentimentalismo por el papel. Espero que pueda venir mucha gente a acompañarme porque es la primera vez que una novela mía se lanza al mundo. No es lo mismo un libro profesional, por muy personal que sea (y todos mis libros son muy personales, desde Escenarios del crimen hasta La vuelta al mundo en 20 festivales). Una novela es como un barquito de colores que nunca antes ha salido a mar abierto. Y la presentación en Documenta puede ser el inicio de un viaje que espero sea tan apasionante como el de Arnau, Martí y Ana.

viernes, 25 de noviembre de 2011

MERCADO DE FUTUROS


(este texto se ha publicado en la web de Fotogramas)
No puedo dejar de explicar la sensación que me produjo este documental de Mercedes Álvarez, su segundo largometraje después de El cielo gira: Mercado de futuros me recordó Metrópolis de Fritz Lang. Seguramente se preguntarán porqué. No solo los lectores de esta crítica, probablemente también la directora. Pero no dejé de pensar en los obreros de Lang caminando alienados hacia un trabajo rutinario. Como los ejecutivos que suben escaleras o bajan rampas y caminan, caminan en este film poético/económico. Pero ¿y el mundo de los poderosos del film de Lang? Hay están también. Son esos vendedores y compradores de sueños de aire impuro que anuncian paraísos en Santo Domingo, en Florida o en Budapest, para gentes que aun no saben que el mundo tal como lo conocen está a punto de acabarse. Y María, ¿dónde está la salvación? Pues también la encuentro en la película de Mercedes Álvarez. Es ese viejo vendedor de los Encantes de Barcelona, con la sorna, la sabiduría, y el saber estar que le dan sus 92 años. En fin, todo esto es una interpretación propia. Lo que hay de verdad en este interesante documental es un retrato de los especuladores de sueños que venden humo de ladrillos; de los que juegan alegremente con el dinero de otros; y de la inevitable desaparición del sentido de los objetos cuando dejan de estar ligados a una vida en concreto.

sábado, 19 de noviembre de 2011

UN DIOS MUY SALVAJE


(estos son unos tulipanes de Ramón. Los que vean la película sabrán porque los he puesto como ilustración)
Que buena es esta película. Que buenos son estos actores. Que buen director es Polanski. Y que tonta fui no yendo al teatro a ver a Maribel Verdú, Aitana Sánchez Gijón, Pere Ponce y Antonio Molero hacerla en nuestros escenarios. Porque es una pura delicia. Contada en tiempo real, toda la acción dura lo que la película, la historia nunca sale de una casa, casi de una habitación. Con excepción de un prólogo y un epílogo en el exterior, en un parque, desencadenante y conclusión de lo que sucede en ese espacio terrible donde rige el dios salvaje de la hipocresía puesta el descubierto. Uno no puede evitar pensar en En el ángel exterminador, o en ¿Quién teme a Virginia Wolf? Pero son solo ráfagas cinéfilas, porque poco a poco se impone la presencia de ese cuarteto de instrumentos que van dándose pie uno a otro, dejando que los solos suenen espectaculares mientras que los dúos, tríos o cuartetos funcionan perfectamente. Polanski rodó la película cuando estaba detenido en su casa por una acusación de hace mas de treinta años. Y se nota la rabia que siente contra esa sociedad, no excluidamente americana, hipócrita y pretendidamente liberal y de izquierdas que esconde debajo de la alfombra mas de un cadáver de egoísmo, snobismo, y sobre todo estupidez. Por favor, véanla en Versión Original. Es imprescindible. Y no se pierdan la escena del vómito y la exclamación de Jodie Foster. “ Mi Kokoshka”, donde queda claro que a Penélope le preocupa mucho mas un libro de arte que la salud de esa visita impertinente que es Nancy/Kate Winslet.

2
Una simple nota. He visto Eva. A mi me gusta. No creo que sea tan fría como se ha dicho. Es quieta y silenciosa, como la nieve. Pero la nieve solo es fría en apariencia, bajo la nieve hay siempre vida latente y expectante. Los sentimientos están, pero no se ven a simple vista. Eva tiene un romanticismo interno. El corazón de la película no es de hielo, pero tampoco es de sangre. El corazón de Eva está hecho de imágenes y sonidos, de silencios y blancura. Eva si tiene alma, pero es un alma escondida.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

MEMORIMAGE


(imagen de la memoria)
La semana pasada tuvo lugar el festival Memorimage en Reus. Quería escribir un post cada día, como he hecho otros años, pero no me fue posible. De todos modos no quiero dejar de recordar aquí algunas de las películas que se vieron en Reus y que creo vale la pena que se recuperen en cualquier tiempo o lugar.
BRAVA, VICTORIA!, de María Gorgues (aún en los cines), un precioso retrato de una gran cantante de ópera que fue además una mujer estupenda. Y lo que es mejor, una cineasta admirable que registró sus viajes en bobinas de 16 mm y 8 mm. Un tesoro que María ha sabido utilizar muy bien.
L’AMOUR ET SON SOUVENIR, de Miquel Àngel Raió. Una historia de amor entre una chica francesa y un seductor mallorquín en los años sesenta. Las pequeñas historias, contadas con su propio material, suelen ser las mas emotivas.
VIDAL SASSON, de Craig Teper. ¿Sabían que detrás de la marca de champú y peluquerías se esconde un hombre de casi 80 años, de una vitalidad y una energía espectaculares? Que además es un showman y un creador como la copa de un pino que revolucionó el corte de pelo de las mujeres en los años sesenta. Un descubrimiento que se podrá recuperar en el Documental del mes de diciembre.
CABARET BERLIN, de Fabienne Rousso-Lenoir. Una delicia, una lección, un film indispensable. Utilizando únicamente material de películas alemanas de los años 20 y 30, muchas de ellas desconocidas para nosotros, se cuenta la historia política de Alemania entre la primera guerra mundial y la llegada al poder de Hitler. Es espeluznante descubrir los paralelismos con la actualidad.
EL ULTIMO MAGNATE, de Olivier Van der Zee i José Antonio Hergueta. ¡Hay tantas historias por contar todavía¡ Hay tantas aventuras y personajes en nuestro pasado que están pidiendo a gritos que se les recupere. Como este último magnate, Horacio Etxebarrieta, constructor de un submarino para los alemanes, industrial bilbaíno con una historia que parece una novela de aventuras.
DOS DE LA NOUVELLE VAGUE, de Emmanuele Laurent. No se si se puede decir algo nuevo sobre la Nouvelle Vague. En todo caso si se puede decir algo sobre una amistad, la de François Truffaut y Jean-Luc Godard, que duró veinte años y fue uno de los pilares del movimiento que renovó el cine francés y europeo. La película los sigue desde que se conocen hasta su disputa en el año 1968 cuando su vidas tomaron caminos diferentes. El documental no se decanta por ninguno, pero está claro que el que sale ganando es Truffaut.

domingo, 6 de noviembre de 2011

DE MELANCOLIA Y VERBO


(dos hermanas y una luz)
Se ha estrenado esta semana Melancolía de Lars Von Trier. A mi me parece la película mas hermosa de todas las suyas (y suelen serlo). También la mas profunda y la menos críptica. La mas clásica, si. Y eso es lo que mas me gusta de ella. Es una historia en dos partes complementarias centradas en dos figuras femeninas, las dos hermanas que representan Kirsten Dunst y Charlotte Gainsbourg. Se ha hablado mucho de los temas de la película: la novia huyendo, la fiesta de la boda, el fin del mundo. Todo esto está en el film, pero para mi hay una secuencia que lo explica y lo justifica. Durante esa noche interminable de la fiesta de su boda, hay un momento en que Justine busca refugio en la biblioteca para huir de todos. Sin dudar ni un segundo, en cuanto entra en la sala, retira los libros de arte que hay en la librería, todos ellos referentes al arte abstracto del siglo XX, y los sustituye por libros de arte clásico. No recuerdo cuales son, pero si se que son libros que tratan de la pintura clásica. Este gesto me da la clave de un film que no necesita demasiadas interpretaciones: ante el fin del mundo, solo queda un refugio: la belleza del arte. La belleza del film, la belleza del paisaje, la belleza impresionante de ese último plano que no se borra de la retina. Lars von Trier ha hecho su película mas romántica (la música de Tristán e Isolda de Wagner). También su película mas femenina. No solo porque sus protagonistas sean dos hermanas (casi siempre sus protagonistas son mujeres), sino porque ha cedido ante el deseo, (quizás inconsciente ) de hacer una película sin manual de instrucciones y con la sensibilidad a flor de piel. No gustará a todos. Seguro.
2
Relacionado con este y a su sombra se ha estrenado otra película muy interesante. Es española y se llama Verbo. Dirigida por Eduardo Chapero Jackson, en el fondo está reivindicando algo muy parecido. Ante la fealdad del mundo, ante la mediocridad de la vida que nos rodea, la gente con la sensibilidad a flor de piel, generalmente la gente muy joven aun en formación, busca una salida en la muerte. Chapero intenta decirles que hay otros caminos: el del verbo, la palabra que se encarna en el clásico por excelencia de la lengua castellana, Cervantes; el de la imagen luminosa que oculta la grisura de la mediocridad. Pero para llegar a descubrir esta doble belleza hay que cruzar un Hades de pruebas y de dolor que te dará la fuerza. Una historia arriesgada y difícil de encajar en ningún género; una película que sabe de la dificultad de encontrar un público receptivo a este mensaje y que ha sido leída de una forma muy dispar. No es una película redonda, por suerte para Chapero hay mucho camino por recorrer, pero es un film de aquellos que te abren los ojos siempre y cuando estés dispuesto a mirar las cosas sin las gafas de lo preconcebido.
3
Solo un apunte final. Me gustan mucho los libros de Tin Tin, me gusta mucho Spielberg. Creo que la tecnología puede dar resultados brillantes. Pero detesto los Museos de Cera. Por eso no hablo mas de Tin Tin y el secreto del unicornio.

domingo, 30 de octubre de 2011

DOS ESTRENOS


(así quedaremos todos si los monstruos de margin call siguen en libertad)
Esta semana se han estrenado Tin Tin y Eva. No las he visto todavía, asi que ya hablaré de ellas dentro de unos días. Entre las pelis estrenadas destaco dos.
Una que me gusta y otra que no me gusta
1. Margin Call,
Esta película integra un programa doble de terror con Inside Job. Deberían ponerlas en las escuelas para que los niños aprendieran quienes son los auténticos monstruos contemporáneos. De visión obligada para entender nuestro mundo, es, además, una espléndida pelñicula, de una sobriedad y sequedad insólita en el cine mas comercial. Casi brechtiana y al mismo tiempo, apasionante. Ramon Herreros la definió como El infierno de dante en el siglo XXI.
2 El niño de la bicicleta.
Estoy cansada de los Dardenne. No soporto a ese niño malcriado y no entiendo como la chica, Samantha, le aguanta. Ni siquiera desde la perspectiva de cuento de hadas me gusta. Creo que han explotado al máximo una línea cinematográfica que no va a ningún sitio.
Su biografía se escribe así: El bebe de El niño, crece para ser el pequeño lleno de dudas de La promesa, abandonado por su padre y sin bicicleta, justo antes de matar al chico de El hijo, de enamorarse tristemente de Rosetta y de acabar siendo víctima de Lorna.
Creo que es hora de que los hermanos belgas salgan de este circulo vicioso de lo que se ha llamado “cine de cogote” (siempre filmando a los personajes desde atrás con cámara en mano).

martes, 25 de octubre de 2011

LA PIEDRA NEGRA



Por fin ha salido La piedra negra
!Hace mucho tiempo que tenía ganas de escribir estas palabras¡
Es mi primera novela, pero no será la última. Estoy muy contenta porque ademas se ha publicado de una manera muy original, nueva. Una forma experimental para todos. La ha editado Bubok, una editorial on line , dentro del sello Biblioteca Andreu Teixidor.

Este es el enlace directo para la adquisición o descarga del libro.
http://www.bubok.es/libros/207734/La-piedra-negra

Hay dos opciones de compra:
Si se quiere tener en formato libro cuesta 16.00€ mas 7 euros de envío.
Tardan unos 8 días en enviarla
Si se quiere descargar vale 3.00€

Me resulta difìcil explicar de que va. Bueno de que va no, es un viaje de descubrimiento por los centros de cultura del siglo XIV que concluye en un lugar preciso e inesperado y enlaza con un viaje de reencuentro y sabiduría en el siglo XXI. Dos mundos unidos en el tiempo y en el espacio. Una sinopsis mas larga seria esta: Arnau de Vilanova es un médico del siglo XX que aparece de pronto en el siglo XIV. Su obsesión es volver a su tiempo. Para ello sigue la ruta trazada por un cometa a través de los centros de poder y cultura del medioevo completando un nombre que designa un lugar desde el que podrá intentar dar el salto en el tiempo. En esta búsqueda le acompaña su discípulo Martí y un grupo de seres privilegiados entre los que juegan un papel importante dos jóvenes mujeres, Ana y Diana. A principios del siglo XXI, Martí y Ana intentan encontrar el camino que les lleve a reencontrarse con Arnau y el resto de sus compañeros de aventuras en un viaje que les llevará a descubrir lugares inesperados.
Lo dificil es decir si es de ciencia ficción o histórica, si es para adultos o para adolescentes, si es de aventuras o de pensamiento. En fin, espero que sea de todo esto y mas. Sobre todo espero que se pueda leer que es, en definitiva, a lo que aspira todo el mundo que escribe.

jueves, 20 de octubre de 2011

MIENTRAS DUERMES



Solo quiero hacer dos reflexiones entorno a esta película.
Una tiene que ver con el tema: los porteros
La otra tiene que ver con la manera como se ha hecho.
En cuanto a los porteros creo que todo el mundo puede estar de acuerdo que, al margen de que sean buenas o malas personas, su función es siempre inquietante: alguien que vigila y controla. Y por esa condición se prestan a ser personajes inmejorables para películas negras, negrísimas. He visto que en casi todas las críticas que se hacían de la película se buscaba como referente principal a Polanski y su Quimérico inquilino. Algo de eso hay, pero a mi, a quien me ha recordado César/Luis Tosar es a Quinn/Charles Dance, el perturbador y malvado portero de Desvío al paraíso de Gerardo Herrero, un film oscuro en su luminosidad escrito por Santiago Tabernero y Daniel Monzón. Entre Quinn y César componen un dúo de seres tan serviciales como mortales.
En cuanto a la manera, lo que me gusta y me llama la atención es el hecho de que esta historia haya dado lugar a tres productos iguales y distintos: un guión, un libro y una película. El guión de Alberto Marini fue el origen de las dos versiones, novela y film. Mientras Balagueró lo desarrollaba en imágenes, el propio Marini lo transformaba en palabras nuevas. El resultado es sumamente interesante porque no se trata de una adaptación de una lenguaje a otro sino de dos maneras de contar la misma historia. Mientras duermes película se centra en la relación de César con Clara; Mientras duermes libro busca mostrar otras caras de la maldad de César y quizás por eso es mucho mas terrorífico. Porque la relación que tiene con el vecino paralítico o la maldad que muestra con los perros de Verónica, son tan importantes o mas que su obsesión con la risueña Clara.
Desde aquí recomiendo que hagan las dos cosas. Vean la película primero y lean la novela después. Es la forma de disfrutar plenamente de un ejercicio de creación a cuatro manos muy estimulante.

miércoles, 12 de octubre de 2011

NOTICIAS DE SITGES


Estoy indignada. Ya se que no es un sentimiento muy original, pero lo estoy. Por razones diversas este año no he podido ir al Festival de Sitges todo lo que me haría gustado. Pero eso no quiere decir que no me interese saber que pasa en el Auditorio, el Retiro y el Prado, los tres cines del Festival. Al margen de seguirlo por Internet en los distintos blogs y canales; además de leer lo que sale en los periódicos, no mucho por cierto, una de las formas de saber que sucede en Sitges debería ser TV3, supuesta televisión oficial del festival. Hoy, 12 de octubre al mediodía, he puesto el Telenoticies. Al ser un día festivo y un poco tonto, las noticias han sido bastante aburridas y sin demasiado interés. Lógico. Cuando llevábamos mas de media hora han llegado los deportes. Un bloque que en una jornada como la de hoy prácticamente no tenían nada que decir, pero que se ha alargado como un chicle durante no se, ¿diez minutos? (no lo he cronometrado). Cansada ya de esperar, he estado a punto de apagar la tele, pero he pensado. Aguanta a ver que cuentan de Sitges. Y ha llegado Sitges ¿y que me ha contado la televisión oficial del festival de lo que sucedió ayer y esta mañana en el festival de cine mas importante de Catalunya y uno de los tres festivales mas importantes de España? Solo que anoche se le entregó el premio de honor a Bryan Singer (sin decirme quien es ni porque se le da el premio) y… nada mas!!!. Una noticia que no llega a los 30 segundos!!!! No me lo podía creer.
De esta experiencia he sacado dos conclusiones:
Una. Que en la redacción del telenoticias debían colocar las pequeñas y miserables píldoras culturales que ofrecen antes que los deportes. No veo porque hay que aguantar el largísimo bloque de deportes (y que conste que a mi me gustan los deportes y sería de las que lo vería), si se quiere ver alguna noticia cultural.
Dos. Que el cine no importa en TV3, ni el cine ni el esfuerzo de hacer un festival de estas características al que no se le demuestra el respeto que merece.

sábado, 8 de octubre de 2011

DOS MUJERES


(¿una mujer preguntándose como escapar?)
Este fin de semana dominado por el festival de Sitges, al menos en el ámbito de Barcelona, se han estrenado dos películas importantes. Dos films realizados en cinematografías periféricas que se acercan al problema de la vida en pareja desde ángulos muy distintos, pero con puntos de enorme coincidencia. Nader y Simin, una separación del iraní Asghar Farhadi y Las razones del corazón, de Arturo Ripstein y Paz Alicia Garciadiego. Teheran y México, dos ciudades populosas, desequilibradas, monstruosamente grandes donde los seres humanos no son mas que pequeñas moscas pululando sin ton ni son. México D.F. y Teheran se parecen mucho en su desmesura y las dos provocan una sensación de atracción/odio inquietante.
Pero en estas dos películas de lo que se habla es de matrimonios rotos. Rotos por que, en ambos casos, las mujeres no pueden mas. La diferencia entre uno y otro, aparte del lenguaje cinematográfico que hace de una un melodrama sirkiano (la iraní) y de la otra un melodrama buñueliano (la mexicana) es que las dos coinciden en el hecho de que las mujeres no pueden mas con la vida que llevan.
Simin ya no aguanta mas. Necesita salir de su país y buscar una nueva vida para ella y su hija; Nader, su marido, no está dispuesto ni a irse ni a dejarla irse. La única solución es separarse. Y de ese extraño y largo proceso habla este film que sin denunciar explícitamente nada, nos estremeces con la intolerancia de una sociedad enquistada en unas tradiciones injustas en la que a pesar de todas las dificultades, son las mujeres las que avanzan sin detenerse.
En México encontramos a Emilia, un ama de casa frustrada y agobiada por la aburrida vida que su matrimonio le impone. Emilia no es exactamente Madame Bovary, no se consume por falta de amor, se consume de mediocridad. La del edificio siniestro donde sube y baja sin parar como una rata de laboratorio buscando una escapatoria imposible; la del amante despreciable que no la entiende ni la quiere; la del marido cobarde incapaz de darle lo que necesita. Emilia se consume en ese mundo claustrofóbico y sin aire. Emilia al final encontrará una salida. No es extraño que esa salida se parezca tanto a la de otra mujer impresionante en la filmografía de Ripstein/Paz, la de la reina de la noche.

sábado, 1 de octubre de 2011

ALGUNAS CONTRADICCIONES



1.
Estoy, estamos, muy contentos porque la Academia haya elegido Pa Negre para representar a España en la carrera a la nominación de los Oscar. Entre otras cosas porque está hablada en catalán… pero al mismo tiempo están, yo no, contentos porque se podrán doblar las películas americanas al catalán privándonos de oir a los actores con su lengua y sus acentos.
¿Les parecería bien que Pa Negre se estrenara doblada al inglés en Estados Unidos, privándolos de oír el catalán? Pues lo mismo.
2.
Están, estamos, preocupados porque son muchas las películas catalanas que no llegan a poder hacerse por falta de una mínima financiación. No interesa hacer un cine catalán (en cualquier idioma, pero catalán) que no garantice una rentabilidad inmediata… pero están, yo no, felices de ofrecer en bandeja 1.400 millones de euros a las multinacionales para ocupar pantallas con películas americanas dobladas al catalán. (y no quiero caer en el populismo de decir que es una vergüenza dar ese dinero a las majors cuando se recorta a las residencias y otros centros asistenciales)
3.
Estoy cansada de defender las versiones originales subtituladas al castellano o al catalán. La herencia del franquismo proteccionista del idioma ha dejado una huella tan espantosa en la cultura de este país que duele. Y ver como 30 años después esa herencia se prolonga y se expande a otras lenguas me produce una inmensa tristeza.
4.
Pa negre es Pa negre. No Pan negro ni Black Bread.

martes, 27 de septiembre de 2011

SOBRE EL TRADER DE MODA


Todos los telediario y me imagino que los periódicos de hoy, han comentado la aparición del trader de Londres que estaba supercontento con la recesión mundial. Por fin “los mercados” tiene una cara identificable. Este caballero no ha dudado en asegurar que cada noche se acuesta pensando a ver si al día siguiente se ha hundido otro país. Y que cada vez que hay una amenaza de que haya una catástrofe económica que se lleve por delante la economía de miles de personas, él esta mas contento porque así hace mas y mas dinero. ¿Desfachatez? No. Lógica aplastante. Por si no lo han oído o leído esto es lo que dice: "Esta crisis económica es como un cáncer. Si esperas pensando que va a desaparecer, el cáncer seguirá creciendo hasta que sea demasiado tarde. Lo que digo a la gente es 'Prepárense'. No es la típica situación en la que podemos confiar que los gobiernos encuentren una solución. Los gobiernos no dirigen el mundo. Goldman Sachs dirige el mundo. Y a Goldman Sachs no le importa este rescate, ni tampoco a los grandes fondos. Lo primero que la gente debería hacer es proteger sus activos, proteger lo que tienen porque en menos de doce meses los ahorros de millones de personas van a desaparecer, y eso es sólo el principio". Terrible, pero lúcido. Los gobiernos no deciden nada. Y al dinero (en abstracto) lo que le pase a la gente le importa muy poco o nada. En fin.
Por cierto, se han dado cuenta del enorme parecido de este broker con dos actores de sobra conocidos. Parece un cruce entre Jake Gyllenhaal y John Hamm, es decir Don Draper, en definitiva un personaje tan despiadado y sin escrúpulos como el que apareció en la BBC al que le auguro un brillante futuro.

viernes, 23 de septiembre de 2011

CUENTO


Acabo de ver el telediario la noticia de la caida de un satélite en una zona habitada. Eso me ha hecho recordar un viejo cuento que escribí en 1982, revisado en el 2002, donde se habla de la caida d eun satélite. El cuento se llama Blade en homenaje a Blade Runner.He decidido publicarlo aqui, porque el cine sigue sin inspirarme para escribir. El cuadro de Ramon me gusta mucho y por eso lo he puesto como ilustración.

Blade
Los periódicos anunciaban la caída del satélite para las cinco de la mañana del día siguiente. Este era el décimo que se desplomaba sobre la tierra desde que en 1983 el Cosmos 1402 iniciara una serie de desastres técnicos en los satélites artificiales. Blade cerró el diario con desaliento y siguió comiendo su plato de soja en el bar de Chang. Soja con salmón. ¡Típico de los chinos! Pagó su consumición en la deteriorada máquina de la esquina del salón y se despidió de Chang con un movimiento de la mano.
Salió a la lluviosa y oscura mañana. Comenzaba un nuevo día. Un día más que quizá fuera el último para algunos de los habitantes de este planeta. Por suerte esta vez su espacio vital, comprendido en los escasos kilómetros cuadrados que ocupaba la ciudad, estaba a salvo del peligro. El satélite caería al otro lado del país en una zona poco habitada. Podía estar tranquilo, seguramente no los llamarían a ellos ya que estaban demasiado lejos y no sabían nada de aquel sector. Probablemente encontrarían otro equipo de seguridad en un área más próxima al desastre. Llovía sin parar, como casi siempre ¡Hacía tanto tiempo que no veía el sol!, ¡y el mar!... casi no se acordaba como era el mar. Y estaba allí muy cerca, pero ¿quién tenía ganas de ir al mar en estos tiempos?
Sorteando como pudo la abigarrada multitud que pululaba por las calles de la ciudad sin saber aparentemente a donde ir, Blade consiguió llegar hasta el enorme edificio donde estaba su laboratorio: la Oficina de Investigación del Plan Sextenal del Quinto Proyecto, más conocida entre la gente como la 6/5. Antes de entrar su mirada se detuvo en la enorme puerta reviviendo en su mente sensaciones de algo conocido pero inidentificable. Sentía esto cada vez que atravesaba la monumental entrada que daba acceso al hall del viejo edificio donde se encontraba su trabajo. Tomó el único ascensor que aún funcionaba y subió hasta el piso 11, cruzó el pasillo de paredes desvencijadas, saltó por encima de un profundo agujero lleno de agua, producto de más de diez años de goteras y entró en su laboratorio.
George ya estaba trabajando. Le saludó sin levantar la vista del diagrama que estaba calculando y siguió apuntando infinidad de números en una pequeña libreta que tenía a su lado. Blade se quitó el abrigo empapado y se puso el confortable jersey que tantos recuerdos le traía. Esta era una de las pocas razones que le hacían soportable su trabajo, poder utilizar este suéter en lugar de las horrendas y asépticas batas blancas que llevaban todos los investigadores del plan.
Se sentó a su mesa, frente a George, dispuesto a continuar con el cálculo que estaba realizando y distraídamente, le comentó la caída del satélite. Ante su sorpresa George reaccionó y le miró a la cara.¡Si que era raro! Muy pocas cosas en el mundo conseguían que George levantara la vista de sus diagramas y números.
-¿Sabes algo de la caída?
-No, tan solo lo que pone los periódicos.
-¿Saben ya donde caerá esta vez?
-¡Claro que lo saben! Lo saben desde hace varios días. ¿No has oído las noticias?
-No, ya sabes que no me gusta como informan de las cosas que pasan.
-No me extraña que no te enteres de nada. Si aún sigues empeñado en calcular a mano todos los términos de las operaciones, ignorando olímpicamente que estamos en la era de la informática.
-Sí, pero sigo siendo el mejor ¿no? Además, olvídalo. Tan solo quiero saber donde sucederá esta vez
-Parece que en California. Espero que no nos busquen a nosotros.
-California... nunca se lo perdonaré.
-¿A quién y qué, si puede saberse?
-California. ¿Qué quedará después del impacto? Nada ¿Por qué no podían ser más cuidadosos con sus juguetes? Si no sabían usarlos, por qué los mandaban al espacio amenazando las vidas, no de ellos, claro, sino de las generaciones futuras. No comprendo porque no esperaron a tener controlada la energía nuclear para ponerlos en marcha.
-Yo tampoco, pero es un hecho que lo hicieron. Así que ahora hemos de esperar que caigan todos los que aún están dando vueltas por ahí. Eso si no conseguimos que el Plan Sextenal de algún resultado rápido y se puedan eliminar en el espacio, pescarlos sería la palabra exacta, sin peligro para nuestras naves.
-California... era un lugar precioso. Yo lo conozco.
-¿Tú? ¿Cuándo estuviste allí?
-De niño, con mis padres. Me llevaron a ver los viejos estudios de Hollywood, un sitio increíble donde se hacían películas.
-Si, he leído sobre ese lugar.
-Era maravilloso. Ahora desaparecerá todo bajo las radiaciones del maldito satélite.
-Supongo que si, si no logran evitarlo. En fin, volvamos al trabajo.
La lluvia seguía cayendo sin descanso, resbalando por los grandes ventanales que se abrían a la sempiterna oscuridad. Blade y George trabajaban en silencio. De repente sonó un timbre estridente en el fondo de una de las habitaciones vacías de la planta.
-¡Oh no!- dijo Blade -esta vez no, por favor.
-Parece que nos llaman. ¿Quién va?
-Echémoslo a suertes. Me parece que es la única manera.
-De acuerdo cara o cruz.
-Cara.
La moneda saltó en el aire y cayó suavemente sobre la mesa.
-Lo siento Blade, te ha tocado a ti. Espero que vuelvas.
-Yo también lo espero. Hasta pronto George.
Se dieron la mano y Blade se dirigió hacia la salida en busca de la habitación donde seguía sonando el timbre estridente. Abrió la puerta de un cuarto de dimensiones gigantescas al fondo del cual había una mesa con una gran pantalla encima. Acercándose sin ganas, Blade desconectó el timbre y encendió la pantalla que inmediatamente le pidió un código personal. Blade lo tecleó y ante él apareció la amable cara de una azafata del Congreso que le dijo con una sonrisa de plástico:
-Por favor, no se retire
Blade miró a la azafata y esperó pacientemente. Allí estaba el jefe.
-Blade, me alegro que seas tú-. “Siempre dice lo mismo sea quién sea el escogido”, pensó Blade para si mismo.
-Creo que ya sabes de que se trata. Tienes que ir a California. No hay nadie cerca que sepa que puede hacerse con el satélite. Sólo puedo confiar en alguien del 6/5 para evitar que la catástrofe sea de grandes dimensiones.
-De acuerdo, iré. Pero necesito algunos datos. No estoy al tanto de que tipo de satélite se trata.
-No te preocupes. Todo está a punto. Ven inmediatamente a la Oficina Central donde te facilitarán toda la información.
-Bien. Hasta ahora.
-Oye Blade, por favor, por una vez deja ese horrible suéter en casa ¿quieres?
-Ni hablar-, fue su rápida y tajante respuesta.
Bueno, ya estaba de nuevo embarcado en una misión que no deseaba. Era parte de su trabajo, la que menos le gustaba y debía cumplirlo. Pero desde luego se daría un pequeño gusto. Si tenía que morir en California, lo haría con su viejo jersey puesto. No señor, no lo iba a dejar aquí abandonado.
Recogió sus cosas y salió a los pasillos laberínticos del enorme edificio del Plan Sextenal. Bajó en el destartalado ascensor, reliquia del pasado y salió a la calle oscura y mojada como quién está dispuesto a ir al sacrificio. La Oficina Central no estaba lejos y viendo el tráfico infernal pensó que sería mucho más rápido ir andando que coger un coche, así que caminó bajo la lluvia atravesando el viejo parque de su infancia, ahora completamente destruido.
Al final de la explanada de acceso a la Oficina Central se destacaba la magnífica arquitectura que, al igual que el edificio del Plan Sextenal tenía la capacidad de provocar en su imaginación el recuerdo de algo antiguo, latente o dormido en lo más profundo de su mente. ¿Por qué sería que aquellos edificios inhóspitos despertaban en él esa cualidad evocadora? Algún día, si volvía de California, intentaría averiguarlo. En las verjas de la explanada se identificó y un coche oficial le llevó hasta el Departamento de Información. Allí encontró otra chica de plástico con sonrisa de dentífrico y ojos rasgados que le entregó una carpeta con toda la documentación acerca del satélite y un talonario de cheques en blanco abierto a su nombre.
-Carta Blanca-, le dijo sonriendo de forma insinuante. “Lástima que no tengo tiempo ahora”, pensó Blade mientras recogía la carpeta.
El mismo coche oficial le llevó al aeropuerto. Un avión le llevaría a California en una hora. Perfecto, no se podía pedir mejor organización. Durante el trayecto, Blade estudió los informes del satélite. En realidad no era complicado. Era un modelo primitivo lanzado el año 1985 por los rusos y que había durado en el espacio más de lo previsto por sus propios creadores. Pero los imbéciles no calcularon que se caería algún día y que su uranio enriquecido no se destruiría al entrar en contacto con la atmósfera. En fin, una vez más se enfrentaba a un problema de arqueología espacial.
El avión no tenía ventanillas a causa de la velocidad de desplazamiento y por eso Blade no pudo darse cuenta del cambio que sucedía fuera del aparato. Cuando descendió en el aeropuerto de San Francisco se quedó asombrado al comprobar que no sólo no llovía, sino que además aún había sol en el mundo y allí relucía como en los viejos tiempos de los libros de historia. Sólo por esto ya valía la pena haber venido hasta aquí. Lástima que esa hermosa tierra verde –verde era un color borrado de la ciudad hacía muchísimo tiempo- fuera a calcinarse por una estupidez del pasado. Haría lo posible porque no sucediera lo peor. Antes de llegar no pensaba más que en terminar cuanto antes con lo que había venido a hacer y, si salía con vida, volver lo más rápido posible a su trabajo en el Plan. Pero ahora creía que valía la pena intentar en serio evitar la catástrofe, aunque solo fuera para salvar aquellas hermosas palmeras que se mecían al viento.
Nadie le acompañaría en su viaje. Aquella era una zona muy poco habitada y los escasos pobladores habían sido evacuados hacía varios días. Le dieron un coche y le indicaron el camino a Los Ángeles donde se localizaba el epicentro de la caída.
Sumergido en un mar de nuevas sensaciones que el sol y el viento despertaban en él, Blade condujo a gran velocidad por la autopista de la costa hasta que encontró una barrera. Un policía le detuvo y pretendió obligarle a retroceder, pero su actitud cambió radicalmente cuando se enteró quién era y porqué iba a Los Ángeles. La barrera se abrió dejándole pasar y el coche se alejó mientras el policía lo miraba con una mezcla de tristeza y esperanza en los ojos. Ahora Blade si que estaba completamente solo en el desierto californiano. Miró el mapa que le habían dado y comprobó que el lugar del impacto quedaba justamente en el lugar del que George le había hablado esa mañana: Hollywood, donde se hacían las viejas películas del siglo XX, vestigios de un pasado irrecuperable.
No tardó en divisar la ciudad. Eran las cinco de la tarde. Le quedaban doce horas. Enfiló un gran boulevard y detuvo el coche delante de un edificio cuadrado. El satélite no entraría en contacto con la atmósfera, primer momento de peligro, hasta dentro de cuatro o cinco horas, así que podía dar una vuelta antes de empezar a prepararse. Entró en el edificio cuadrado por una pequeña puerta lateral y se encontró en un vestíbulo vacío de enormes dimensiones. Desde fuera nunca habría pensado que fuera tan grande. Caminó lentamente por los distintos niveles intentando reconocer alguno de los objetos allí expuestos, pero nada le resultaba familiar. Era todo demasiado antiguo. ¿Para qué servirían esos instrumentos? Estaba tan ensimismado en su contemplación que no se dio cuenta de que no estaba solo hasta que sintió una mano en su espalda.
-¿Quién es usted?-, casi gritó al mismo tiempo que sacaba su pistola.
-No se asuste. En realidad debería ser yo quién le preguntara ¿no cree? Al fin y al cabo, yo estoy en mi casa.
La que le hablaba era una chica de unos quince años, morena, con el pelo corto y los ojos dorados como la miel.
-Pero ¿qué hace usted aquí? Debería haberse ido con todo el mundo. Esta zona está en peligro de desintegración.
-Ya lo sé. Y usted ¿qué hace aquí?
-Soy el encargado de intentar evitar el desastre, si es posible. Es preciso que se marche inmediatamente.
-No, ni hablar. Yo no me muevo. No me importa morir, pero quiero verlo. Quiero verlo caer del cielo. Es lo único que me importa. Quiero ver de verdad lo que tantas veces he visto en el cine.
-En el cine, ¿en qué cine?
-Aquí, donde estamos ahora. Aquí se proyectaban películas y yo tengo una. La veo continuamente ¿quiere que se la enseñe? Seguramente entonces comprenderá porque no quiero irme.
Blade miró su reloj. Tenía tiempo, así que se dejó llevar por unas escaleras hasta una pequeña sala llena de butacas.
-Siéntese.
Ella se fue detrás, a un cuarto más pequeño y manipuló en unas primitivas máquinas. De repente se apagaron las luces y la pantalla se iluminó. Algo estalló en la cabeza de Blade. Lo que salía en la pantalla era la imagen de aquello que estaba buscando desde hacía tanto tiempo. La evocación que sentía ante los grandes edificios del Plan y la Oficina Central, aquello que le hacía reaccionar de una forma extraña, como si tuviera algo que ver con él, aparecía ahora en colores y gran formato frente a sus ojos. “Pirámides” las llamaban en el idioma que salía de las bocas de los hombres que allí se movían. Pirámides, eso era lo que los edificios le recordaban. Pirámides que se construían para alabar a sus reyes. Reyes que podían hacer cosas impresionantes como separar el mar abriendo un camino entre sus aguas o desencadenar tormentas de insectos. Era increíble, no podía apartar los ojos de aquellas sombras en movimiento. Y de repente entendió lo que la chica quería decirle. En lo alto de una montaña había una mata de hierba ardiendo. Del cielo caía una bola de fuego y una lluvia de estrellas que iluminaba esplendorosamente el firmamento. Eso es lo que la chica esperaba ver en la realidad. Si había sucedido en el cine, ella lo vería ahora, aunque tuviera que morir para conseguirlo.
Cuando se encendieron las luces la chica estaba sentada detrás de él con el rostro transfigurado. No hacía falta que dijeran nada. Se entendieron con la mirada. Blade la cogió de la mano y salieron juntos a la luz de la tarde donde los últimos rayos del sol bañaban el centro de la calle vacía donde se levantaba uno de los grandes estudios de Hollywood.
Se acercaba la hora crítica, el momento más importante para controlar el desastre. Pero Blade se sintió de repente muy cansado. Por primera vez en su vida no sabía que tenía que hacer ¿debía destruir el fuego del cielo o, por el contrario, debía dejarlo caer en su esplendor en un destino anunciado muchos años atrás? Se sentía perdido mientras contemplaba el azul cobalto del cielo que muy pronto se llenaría de destellos naranjas y violetas. Los destellos de la muerte. La fascinación de las puertas, las pirámides, todo tenía sentido en esa órbita mortal.
Pero algo muy dentro de él sabía también que lo que sucedería al caer el satélite nada tenía que ver con aquellas imágenes recién descubiertas. La muerte añorada nada tenía que ver con la muerte real y terrible que encontrarían con la caída del monstruo del cielo. Abrazó a la chica y la arrastró a la zona de sombra de la calle venciendo el instinto y el deseo de destrucción que le dominaba. Era preciso que hiciera lo que había venido a hacer.
La chica temblaba de frío en el anochecer. Blade se quitó su viejo jersey y se lo puso por los hombros mientras la conducía hacia el aparcamiento. Aunque ella se resistía, Blade logró meterla en el coche. Subió a su lado y puso el motor en marcha. El familiar ronroneo le devolvió el aliento de vida que le faltaba. No, no iban a morir, ahora no. Por fin había encontrado un hilo conductor entre un pasado remoto y un presente hasta ahora sin sentido y no iba a permitir que se lo cortaran. Además había encontrado a la chica. Era preciso vivir y había que darse mucha prisa....

Barcelona 1982-2002
(publicado en una primera versión en Arc Voltaic número 15).

TEXTO DE JACQUES DEMY

El Festival de Donostia-San Sebastian ha dedicado una de sus retrospectivas a Jacques Demy. En el libro que han publicado hay una colaboración mia que trata de la relación de Demy con su ciudad natal Nantes. Lo he colgado en el blog de textos por si alguien lo quiere leer.

viernes, 16 de septiembre de 2011

EL ARBOL DE LA VIDA 2


(un árbol de la vida de Ramón)
Llevo casi tres semanas sin escribir en el blog. La verdad es que los estrenos de cine de estos dìas no me estimulaban a decir nada. Y el agobio informativo de la película de Almodóvar aun me echaba mas atrás. No quería, y no quiero, decir nada de esa película. Pero eso mismo me bloqueaba para escribir de otras cosas.
Bueno. Creo que se ha roto ese bloqueo. Hoy se estrena una de las películas importantes del año, El árbol de la vida. Imprescindible. Recupero el texto que escribí el 22 de mayo cuando la vi en Perpignan porque sigue siendo plenamente vigente. También recomiendo el texto que escribió Ramon Herreros en su blog sobre esta película mas o menos por las mismas fechas.
Hoy empieza San Sebastián y con el festival empieza oficialmente la temporada de estrenos. Confio en no volver a bloquearme.

1
A la salida. Comparto la sensación de desconcierto que provocó entre los críticos de Cannes. El árbol de la vida es una película de una belleza deslumbrante. Eso es lo primero. Es de una complejidad enorme en su aparente sencillez. Es un ejercicio de pensamiento visual y sonoro. Es todo eso y es mas.
Solo voy a destacar algunos momentos de esta película que debe verse mas de una vez.
Uno. El esplendor de la creación del mundo, tomado de las imágenes que envían los telescopios espaciales. Aunque son imágenes tratadas, no son producidas por efectos especiales, son las recreaciones que los científicos están utilizando para explicar el origen de las galaxias y por extensión el origen del mundo y de la vida.
Solo por eso ya vale la pena la película.
Dos. La imagen del dinosaurio moribundo a la que se acerca otro depredador, pero no hace lo que todos esperamos que haga, sino algo inesperado.
Tres. El árbol matriz que crece en el centro del jardín de la familia.
Cuatro. La puerta en el desierto que atraviesa Sean Penn para comprender un pasado que le atormenta.
Cinco. Los grandes edificios contemporáneos, auténtica cárcel de cristal en la que Penn sueña su redención.
Seis. El plano del río cuando Jack deja ir el camisón de su madre. La belleza del agua donde nace la vida, donde la naturaleza empieza a existir, donde se pierde el deseo prohibido.
Siete. El espacio sin tiempo que es la muerte de la que es posible volver a nacer.
Ocho. La maldad pura en los ojos de un niño, Jack, la maldad impura en los ojos de un adulto, su padre.
Nueve. La última imagen del film. Un puente que nos lleva hacia otro sitio, hacia otro espacio, hacia otro cine.

Añado dos imágenes mas que me han venido a la memoria después de escribir el texto. (De hecho la película no se me va de la cabeza)
-La madre en uno de los pocos instantes de auténtica paz, apoyada en los escalones de la casa con la gata sentada en su regazo.
-Las sombras de los niños la primera vez que los vemos. Las sombras son las de dos extraterrestres.

No se si esta película va a ser tan importante como 2001, no se si va a marcar la historia (no solo del cine), pero si se que va a dejar huella en todo el que la vea. Tanto en los que se dejen hipnotizar por ella, como entre los que la detesten por su carga metafísica y espiritual.

lunes, 29 de agosto de 2011

ANUNCIO Y FUTBOL


Hace unos días salió un noticia en La Vanguardia. Hablaban de un anuncio de la Liga BBVA protagonizado por Andrés Iniesta y por Iker Casillas. Lo busqué en internet y lo vi. El anuncio es muy bonito, espectacular, atractivo. Pero lo que me sorprendió fue lo que se deducía de su historia. En el anuncio, Iniesta baila y juega en la calle y consigue mover el mundo, despertarlo, hacerlo creativo. Todo se mueve con él, desde los coches hasta la propia esfera terrestre Entonces aparece Casillas, un Casillas enfadado porque el movimiento no le permite acercarse a un cajero automático. Harto de tanto movimiento, Casillas para el mundo de golpe y llega el inmovilismo y con el inmovilismo, él puede ir al cajero y sacar el dinero que quiere. Me sorprende que nadie se haya dado cuenta de la carga de profundidad que contiene este anuncio. Iniesta es la creación, el movimiento, la alegría, el ir hacia adelante; Casillas es todo lo contrario, alguien que para las cosas que no quiere que cambien, que se queden quietas para… sacar dinero de un cajero¡¡¡
Me imagino que habrá analistas de televisión que harán comentarios mas agudos y mas profundos de este anuncio, pero a mi me ha parecido clarificador de lo que está pasando. Y no solo en el fútbol.

lunes, 22 de agosto de 2011

RAUL RUIZ


(estas granadas de Ramón le gustarían mucho a Raúl)
Hace un par de días murió Raúl Ruiz. Estaba muy enfermo. Todos sabíamos que era una muerte anunciada y dilatada en el tiempo. Un tiempo precioso que él aprovechó para hacer lo que mas el gustaba en el mundo: películas. Raúl es sin duda el mas prolífico (o uno de los que mas) director de cine que ha habido en los últimos cincuenta años. Porque Raúl empezó a dirigir con menos de 20 años en su Chile natal y desde entonces (1963) firmó nada menos que 114 títulos. Algunos olvidables, otros estupendos, todos personales. Inconfundibles, únicos, con su sello personal. Ese sello que le hacia moverse en un terreno entre el realismo y el fantástico, entre lo súrreal y lo irreal. Raúl era un DIRECTOR. Una de las primeras personas que escribieron sobre su cine en España fue Ramón Herreros en la revista Destino en el lejano año 1973-74, después de conocerle personalmente en un Festival de Pésaro. Raúl siempre estuvo agradecido a esas críticas y cuando Ramón dirigió la Filmoteca Nacional de España en su sede en Barcelona, los años 1975-1979, fue un asiduo visitante de la ciudad y se convirtió en un amigo. Lejano y distante, pero fiel hasta el punto de ir al estudio de Ramón a verle a él y su obra cuando venía por Barcelona. Raúl era especial, un hombre feliz, que disfrutaba con su trabajo. Un hombre con suerte que encontró en Paulo Branco un aliado fiel para poder jugar a hacer películas. Un hombre que dejó títulos memorables: Hipótesis del cuadro robado; Les trois couronnes du matelot; Tres vidas y una sola muerte; Genealogías de un crimen; El tiempo recobrado y la última, Misterios de Lisboa. En el momento de morir tenía una película en postproducción, La noche de enfrente y una en preproducción As Linhas de Torres. El, desgraciadamente, se ha ido ya a la noche de enfrente y ha atravesado las líneas de las torres de la vida. Pero su cine quedará para siempre.

viernes, 19 de agosto de 2011

SUPER 8


(aún conservo las pelis de súper 8 que filmaban en mi casa)
Para los niños que en este 2011 tienen entre 10 y 13 años las palabras Súper 8 no significan nada. ¿Una fórmula matemática? ¿Una clave secreta? Estos niños, nacidos entre 1997 y 2001 han vivido en una época en la que la imagen está al alcance de la mano. Si quieren hacer una película, un video mejor dicho, lo filman con el móvil y a los 10 minutos lo está viendo todo el mundo. Para ellos, el hecho de esperar a que te devuelvan el carrete de fotos o la película de súper 8, sin saber si lo que has filmado o fotografiado corresponde a lo que querías, es algo asi como contarles que los hombres prehistóricos pintaban en las cavernas. Esto no será un impedimento para que estos niños disfruten con Súper 8, la película que han hecho a cuatro manos Steven Spielberg y J.J. Abrams. Porque ya sea con el móvil, la cámara digital o simplemente dibujando en un papel, lo que si que no ha cambiado –desde la prehistoria- es la necesidad de contar historias fantásticas. Por eso este film que tiene aroma de Cuenta conmigo, Exploradores, o E. T. es al mismo tiempo una película de ahora mismo. En 1979, año en que pasa la acción, los niños que tenían 13 años –Abrams por ejemplo- soñaban con lo que un niño grande de 32 años –Spielberg, por ejemplo- imaginaba para ellos. De esos dos sueños o imaginaciones nace esta historia que bebe en el pasado, en ese ambiente de camaradería de pueblo, de amistades para toda la vida, de cine de género, pero que sabe que para enganchar al público de este siglo XXI tiene que ofrecer espectáculo, miedo, un misterio y un ser del espacio que tiene mas de King Kong que de Alien. Todo junto un placer para gente de todas las edades con capacidad de sentir que las mejores historias son las que uno inventa.
(Ayer se me olvidó recomendar que nadie se mueva del asiento antes de los créditos. Vienen con sorpresa y es estupenda)

sábado, 13 de agosto de 2011

CURIOSOS ESTRENOS


Que curioso. En pleno mes de agosto, hay tres estrenos esta semana que merecen cuatro estrellas en casi todas las críticas que aparecen. ¿Es que los distribuidores se han vuelto locos y guardan las mejores pelis para el verano a pesar de que el tópico dice que no va nadie al cine? ¿O es que, por fin, se han dado cuenta que el verano es un buen momento para estrenar cosas interesantes ya que mucha gente se queda en la ciudad y el cine es uno de los mejores refugios que hay?
Tres películas a ver:
13 asesinos, de Takashi Miike o como el cine de Kurosawa se adapta al nuevo siglo aunque siga hablando de samurais. Clásico puesto al día. Una mirada contemporánea sobre un mundo antiguo. Si los Siete samurais de Kurosawa eran siete vengadores solitarios, los 13 asesinos de Miike son 13 vengadores solidarios. Es el signo de los tiempos. Donde antes necesitábamos héroes de una pieza, ahora hacen falta hombres mucho mas pragmáticos. Y todo con una coreografía de la violencia que se convierte en un baile espectacular.
La boda de mi mejor amiga, de Paul Feig, o como la comedia de toda la vida encuentra una nueva voz y un nuevo rostro. Si quieren reírse un rato sin sentirse ridículos, vayan a ver esta comedia de bodas y amigas, un género en si mismo.
La mirada invisible, un film argentino de Diego Lerman que parece austriaco. Un personaje que se mira en la Isabelle Huppert de La pianista aunque sus perversiones sean un poco menos drásticas y mucho mas sucias. En fin, un film turbador de colores marrones con una protagonista que es todo ojos velados, sin vida, muertos, mirando un mundo mediocre y reprimido.
Aunque la verdad, si nos paramos a pensar, la mejor película es la que está sucediendo en los telediarios. Por un lado las batallas campales de Londres y los enfrentamientos en Lloret que dejan en pañales a las luchas de los samurais de Takashi; por otro lado las subidas y bajadas de la montaña rusa de la bolsa que marearían incluso a la pobre Marita, la protagonista de la mirada invisible que no sabría a que urinario mirar para ver la mierda que nos vomitan cada día; o el culebrón de Cesc y el Barça que nos mantiene tan entretenidos como si fuera la “vuelta de mi mejor amigo”. En fin: el cine es un refugio, no lo olviden, pero la realidad es mucho mas apasionante.

viernes, 5 de agosto de 2011

LOS MONOS Y NOSOTROS


(un hermoso árbol desde el que César puede dominar el mundo)
Siempre me han dado miedo los monos. Se parecen demasiado a los humanos. Cuando miran de frente, no puedo dejar de pensar que me están juzgando y cuando los veo en comunidad, un escalofrío me recorre la espalda. Creo que este sentimiento es muy común y eso explica que exista la saga del Planeta de los Simios que desde hace 45 años nos viene amenazando desde las pantallas. Lo que me llama la atención son las fechas en que han aparecido los monos dominantes en el cine. Las cuatro primeras películas: El planeta…, el regreso… la huida… y la rebelión…, se rodaron entre 1968 y 1973, cinco años en los que el mundo atravesaba una de sus mas importantes crisis de pensamiento: el fin de las ideologías dominantes, la aparición de los movimientos alternativos, la primera y gran crisis energética. Después, los monos se retiraron al limbo de las historias hasta el 2001 en que Tim Burton los rescató en un momento en que la civilización occidental estaba a punto de sufrir una nueva conmoción, la rebelión inesperada de una parte de la sociedad que tenían categoría inferior en el orden establecido. Las Torres Gemelas fueron el inicio de esa rebelión. Diez años después aparece El origen del Planeta de los Simios, una nueva entrega que nos recuerda como empezó todo. Y lo hace en medio de una de las mas grandes crisis económica y de sistema que haya habido nunca. Lo que cuenta es muy obvio: los humanos son tan codiciosos y estúpidos que son capaces de autodestruirse, pero el mundo seguirá existiendo gracias al desarrollo de una nueva especie inteligente: los monos. Aprendamos de ellos. Los supervivientes de esta situación enloquecida en la que nos ha sumergido ese ente abstracto y sin rostro que se autodenomina “los mercados”, estamos obligados a luchar. Nosotros, como César, tendremos que aprender a vivir en los grandes bosques de la sociedad y desde las ramas de sus árboles defendernos de los depredadores. César es el primer de una saga que tendrá muchos seguidores. Espero.

viernes, 29 de julio de 2011

HOLLYWOOD/BOSQUE SAGRADO


(tiempo suspendido a la orilla del mar)
Ayer se anunciaron las películas españolas en Venecia.
Entre ellas esta el documental Hollywod Talkies de Oscar Pérez y Mia de Ribot.
Dicen que es un documental, pero en realidad Hollywood Talkies es mas bien un ensayo poético sobre un hecho concreto: la vida de los actores españoles que en los primeros años 30 fueron a Hollywood para hacer versiones en español de las películas americanas.
Ver este film me ha provocado varias reflexiones.
1. Se puede hacer cine sobre un hecho histórico sin necesidad de recurrir a las imágenes de archivo. La evocación es mas fuerte que la información.
2. El tiempo que se evoca en este poema es un tiempo suspendido, detenido entre dos momentos: el de la salida de una España gris que estaba a punto de despertar; el de la vuelta a una España negra sumida en una guerra civil.
3. Por eso las imágenes que acompañan el texto que una voz en off va leyendo son imágenes vacías, quietas, en silencio. Espacios vividos, ahora habitados por presencias del recuerdo.
4. Esta no es la crónica de un fracaso ni siquiera de una frustración. Es la crónica de un error. El de creer que la lengua determina la elección de una película. Espléndida lección que deberían aplicarse muchos gobiernos ultranacionalistas que sustentan toda la cultura en el hecho lingüístico.
Mientras veía la película tenia una sensación flotando en mi cabeza. Fue al terminar cuando me di cuenta que esa sensación era el recuerdo de la foto que en Barton Fink de los Hermanos Coen obsesiona al protagonista. La imagen de una mujer sentada en la orilla de una playa en un tiempo tan suspendido y vacío como el que sugiere este precioso documento.
Una última acotación. La palabra Hollywood quiere decir literalmente Bosque Sagrado.
Nunca antes esta definición de Hollywood me pareció tan acertada como en esta película poblada de fantasmas.

jueves, 21 de julio de 2011

LOS HOMBRES DE AL LADO


(un agujero negro)
Mañana viernes se estrena una película argentina. Se llama El hombre de al lado.
La historia es la de un conflicto entre dos ideas del mundo. Por un lado está Leonardo, un famoso diseñador, exquisito y rico que vive en un edificio singular, la Casa Curutchet, diseñada en 1949 por Le Corbusier; por otro lado está Víctor, el hombre de al lado, un vulgar vendedor de autos. Cuando Víctor decide abrir un agujero en una pared de su casa justo enfrente de la famosa mansión, simplemente para disfrutar de un poco de sol, se produce el enfrentamiento. No voy a entrar aquí en si la película está bien o está mal, ni siquiera si me gusta o no. Lo que me lleva a escribir estas líneas es lo que tiene de metáfora de nuestro mundo. Durante décadas Europa (mas que Estados Unidos) ha vivido en una casa de diseño perfecto, frío, sin alma, guardando las formas, manteniendo el decorado, cultivando la hipocresía del estado del bienestar. Durante décadas ha permanecido con los ojos y los muros cerrados a todo lo que no le gustaba ver, colocando a todo y a todos en las casillas que mejor le convenían. Hasta ahora en que, de repente, el hombre de al lado ha decidido abrir un agujero en la fachada de su edificio para conseguir un poquito del sol que Europa desperdicia porque ya no sabe valorar. Ese hombre de al lado son las revueltas del norte de África que tanto han descolocado a los acomodados europeos instalados en la confortable idea de que los árabes son todos fundamentalistas. Pero como Víctor, nuestros vecinos también quieren un poquito del sol de la libertad y la modernidad que no ven hace muchísimo tiempo. Y han abierto un boquete en su pared. Y se han puesto a mirarnos. Y, como Leonardo, nos hemos puesto nerviosos. No todos, por suerte. Algunos han entendido que ese boquete en la pared del vecino, también es un boquete en la propia pared de una Europa que ya no existe.

lunes, 18 de julio de 2011

18 DE JULIO


(celebrando el 14 de abril en México)
Me acabo de dar cuenta que hoy es 18 de julio. Hoy se cumplen 75 años del inicio de la Guerra Civil Española. ¡75 años ya! Hace poco, el 14 de abril, se cumplían 80 de la proclamación de la República. Parece mentira que haya pasado tanto tiempo, tres generaciones por lo menos, y aun las tengamos presentes como losas que no nos dejan respirar tranquilos. A nadie, pero sobre todo, a los que las padecimos indirectamente pero en primera persona. Mis padres llegaron a México en 1939 como refugiados políticos. Se conocieron en Veracruz y en el D.F. nacimos mis hermanos y yo. Desde que tengo uso de razón, la República y la Guerra forman parte de mi paisaje. Un paisaje condicionado por las vivencias de mis padres, evidentemente ambos del bando republicano. Me ha costado muchos años y mucho esfuerzo ser capaz de tener una mirada mas objetiva sobre aquellos hechos. El ser parte de los perdedores siempre condicionó nuestra educación. Claro que en México ser perdedor era mucho más cómodo. En México se vivía muy bien en relación con la España de la posguerra y los años 50. Pero en realidad lo que mis padres (y por extensión nosotros, sus hijos, los hijos del exilio) perdieron no fue una guerra sino un lugar imaginario que no existía mas que en su memoria y que jamás recuperaron. En este blog se supone que hablo de cine, pero no me apetece hablar del cine de la guerra civil, tan denostado durante mucho tiempo por el uso y abuso de historias todas cortadas con el mismo patrón: republicanos malos, fascistas buenos durante la larga noche franquista; fascistas malos malísimos, republicanos buenos buenísimos, desde que se recuperó la democracia. Ni unos ni otros. La verdad es que creo que aun está pendiente la gran película de la Guerra Civil Española. Esa que se acerque a la historia con unos criterios contemporáneos no condicionados por ningún tipo de memoria histórica adquirida, ya sea de color azul, ya sea de color rojo. Espero que en algún momento alguien se atreva a filmarla. Hace falta.

sábado, 9 de julio de 2011

KELLY VERSUS KELLY



(Ava nos mira directamente, Grace lo hace de reojo. Las dos nos interpelan)
No puede haber dos Kellys mas dispares que la Kelly que hace Ava Gardner en Mogambo y la Kelly (Grace) que fue su compañera de reparto en esa película. No pueden ser mas desiguales y (sin embargo) mas parecidas. Una morena de 31 años, otra rubia de 24. Ambas con una vida nada fácil aunque por motivos diferentes. Las dos divertidas, bebiéndose la vida (como dice Marcos Ordóñez), pero de diferentes bebidas: Ava, la morena, de whisky, Grace, la rubia, de champagne. Las dos se han juntado en mi cabeza estos días gracias al excelente documental de Isaki Lacuesta La noche que no acaba, estrenado ayer, y al interesante libro de Donald Spoto, Grace Kelly que ha publicado Lumen recientemente. Kelly y Kelly. Dos mujeres obligadas a representar un papel en la vida, un rol que les asignaron los estudios y el público y contra el que se rebelaron en cuanto pudieron. Dos princesas, de barrio y de cuento, que llegaron a reinar juntas en una película inolvidable.
El documental de Isaki plantea un diálogo entre dos Avas, la mujer en pleno esplendor que llega a España en 1951 para rodar Pandora y la mujer en plena decadencia que rueda Harem en 1985. Un diálogo de imágenes y de voces, de edades y de actitudes. Un diálogo que evoca una vida entre dos tragos de whisky. El libro de Donald Spoto plantea un diálogo entre el autor y la amiga muerta. Con el respeto a su memoria, con el dolor de su ausencia, con el placer de su recuerdo.
Ambos, película y libro, se pueden disfrutar en paralelo y vivirlos como un tercer diálogo, el de Grace y Ava, el de Kelly y Kelly.

viernes, 1 de julio de 2011

PAISAJES CON FIGURAS

Se han estrenado este viernes dos películas que me gustan mucho. De una escribí en este blog hace mucho tiempo, en abril del año pasado. Recupero ahora el texto para aquellos que no lo leyeron o no lo recuerdan. Se trata de White Material o como se llama ahora Una mujer en África, de Claire Denis.
La otra es el western boliviano y crepuscular de Mateo Gil, Blackthorn. Una película llena de melancolía y de añoranza, donde los paisajes de las montañas son espejos del alma de sus personajes.
Las dos me gustan de verdad y las dos tienen una cualidad común: son historias donde el paisaje es protagonista, historias físicas que no se entienden sin el escenario de un África convulsa como un hormiguero recién pateado donde María Vial intenta mantener la calma (Una mujer en África); o el altiplano andino de amplios horizontes donde tres hombres buscan un destino.
Las dos las recomiendo.

(este dibujo de Ramón resume la esencia de Una mujer en África)
Acabo de ver la última película de Claire Denis, White Material.
Denis es una directora francesa muy poco y mal conocida en España. Pero es sin duda una de las mejores y más potentes realizadoras del momento. Junto con Kathryn Bigelow, es, yo creo, la que mejor sabe retratar el mundo físico en el cine. Sus películas destilan cuerpos, calor, olor, animalidad, peligro.
Claire Denis ha tenido siempre una pasión por África, pero nunca hasta ahora la había retratado de una forma tan cruda teniendo como guía (o pincel) el rostro de una mujer, Isabelle Huppert, que literalmente se desnuda frente a la cámara. No para mostrar su cuerpo, pero si un alma hecha a toda clase de pruebas.
La historia pasa en la actualidad en cualquier país francoafricano sumido en el caos y las múltiples guerras civiles. Maria Vial dirige una plantación de café. Pero los tiempos no son ya los del romanticismo de Memorias de África. Ahora la gente muere y tiene miedo. La barbarie reina por todas partes. Maria intenta no dejarse llevar por el pánico cuando la violencia llega hasta sus puertas. Aunque en realidad la violencia está incubada en su mismo seno, encarnada en Manuel, su hijo, un ser salido directamente del Apocalypse Now de Coppola.
White material, el título hace referencia a esas cosas inútiles que solo usan los blancos y que sirven para que los negros jueguen con ellas; White material, es también los restos de una conciencia colonial que nunca cerró bien las heridas abiertas por una explotación y un abandono sin limites; White material, son esos vestidos amarillos y rosas que las niñas soldado visten apoderándose de su esencia para perturbarla.
Un film que merece ser visto, que debería ser distribuido. (por fin lo ha sido)
Publicado en este blog el27 de abril del 2010)



(una montaña de Ramon que evoca el paisaje boliviano)
Lo primero que piensas al ver esta película es que estas ante un western crepuscular. Luego, cuando la recuerdas, te das cuenta que es muchas mas cosas: es un film sobre la necesidad de la amistad; una profunda reflexión sobre la vejez y la memoria; la historia de una obsesión; la crónica de una reivindicación indigenista. Es todo esto sin duda, pero sobre todo, es la aventura de dos hombres y un paisaje. O mejor aun, de tres hombres. Dos de ellos, los más viejos, tejen una espiral hacia dentro, buscando en lo que fueron la razón de lo que son; el otro, el mas joven, traza una espiral hacia fuera, huyendo de un destino que él mismo se ha marcado. Todo sucede en los años 20 del siglo pasado en el altiplano boliviano. Blackthorn, un viejo cowboy con el rostro cruzado de arrugas de Sam Shepard, intenta recuperar su vida perdida cuando un joven arribista español, Eduardo Noriega, se cruza en su camino. Intimista a pesar de estar rodado en grandes espacios abiertos, este film de Mateo Gil es un buen ejemplo de que el cine europeo puede atreverse con temas aparentemente reservados a Hollywood.
(Publicado en Fotogramas 2012)

miércoles, 29 de junio de 2011

PUZZLED DE TALENTO


Ayer se proyectó en una sesión única y probablemente irrepetible la película Puzzled Love. Es una producción de Escándalo Films para la ESCAC escrita, dirigida, fotografiada, montada y sonorizada por los integrantes de la 13 promoción de la Escuela. Es costumbre en la ESCAC que cada promoción haga un largo conjunto. Hasta ahora los resultados habían sido estimulantes pero desiguales. Esta vez no. Esta vez es distinto. Por muchas razones, pero la principal, ha sido la capacidad de entender que un trabajo colectivo puede al mismo tiempo ser una muestra de individualidad.
Eso es lo que hace que este experimento haya salido tan bien. La historia es una: dos estudiantes de Erasmus, ella americana, él mallorquín, coinciden en un piso compartido en Barcelona. A lo largo de trece mese seguiremos el previsible proceso de rechazo, enamoramiento, amor, pasión, dolor y separación. Pero si el proceso es previsible, los resultados son absolutamente sorprendentes. Cada mes de ese año que pasan juntos, de agosto a agosto, está escrito, dirigido, montado y fotografiado por un equipo diferente. Pero todos juntos consiguen que el film tenga armonía y coherencia, que te cuente una historia de amor sencilla y fresca, que los episodios mensuales tengan, además de una línea narrativa que viene del anterior y conduce al siguiente, una relación directa con el mes que están representando.
Agosto es comedia veraniega, Septiembre es comedia pura, Octubre es comedia romántica, Noviembre es melodrama, Diciembre es la alegría de saber que estás ahí aunque estés a miles de kilómetros, Enero es el refugio del cine, Febrero el carnaval, Marzo el sexo que despierta en todo su esplendor, Abril la bajada a los infiernos, Mayo, descubrir la naturaleza y el principio del fin, Junio, el dolor de la separación en un campo de trigo tan maduro como su amor, Julio, la separación fría en el aeropuerto, Agosto… la cuenta vuelve a empezar.
Puzzled Love es la prueba de que se puede hacer cine de calidad, cercano y popular con muy pocos medios, pero con mucha imaginación y sobre todo con mucho oficio. Porque, como en todo, hay que saber hacer algo para poder atreverse a desmontarlo.
Es también la promo mas importante que pueden mostrar los directores y técnicos que han participado en ella.
Felicidades a todos (no los voy a nombrar, son muchos) pero en Google se pueden encontrar un montón de entradas sobre la película y los que la han hecho.
Tampoco voy a escoger un mes sobre otro. Creo que cada uno responde al director que lo ha pensado.
Lo que si voy a hacer es destacar el trabajo de Marcel Borrás y Saras Gil que cargan con el peso de la historia y permiten ver como crece su amor a lo largo de ese año rodado en 26 días.

domingo, 26 de junio de 2011

JOAQUIN CONTRA LOS CAMINANTES BLANCOS


(Joaquín en una fiesta en el estudio de Ramón. Estaba feliz)
1.
La semana pasada vi la serie Juego de tronos. Es estupenda. La recomiendo a todos, tanto a los fans de los libros de George Martin (yo soy una de ellos), como a los que no los han leído nunca. Pero no voy a hablar de la serie, ni de los libros, ni de la historia. Solo quiero destacar una frase que es en cierto modo el motor de todo lo que sucede: SE ACERCA EL INVIERNO. El invierno es sinónimo de oscuridad, de desgracias, de deshonor. Es el momento en que se despiertan los Caminantes Blancos que viven más allá del Muro y están llamados a destruir el reino de los hombres. No he podido dejar de pensar que a pesar del calor que está haciendo estos días, también nuestro mundo está amenazado por los Caminantes Blancos (los bancos, las financieras, el poder que controla el bien y el mal) y que también para nosotros se acerca el INVIERNO. Mas vale que nos vayamos preparando y hagamos acopio de energía y de fuerza para soportarlo.

2.
El día 24 se cumplieron cinco años de la muerte de Joaquín Jordá. Me parece que no es posible que haya pasado tanto tiempo. Aun siento que está muy cerca y me encuentro muchas veces pensando ¿Qué diría Joaquín de esto? Seguramente habría estado en la Plaza Catalunya filmando a los indignados. Me imagino que ya habría hecho una película militante y rápida sobre un movimiento del que se sentiría muy cercano. También creo que estaría advirtiendonos a todos acerca de los Caminantes Blancos que nos acechan en la oscuridad, cada vez mas cerca. En todo caso, como recuerdo quiero copiar aquí una parte del texto de despedida que escribí en el libro que el Festival de Turín le dedicó en el año 2006.

“Me enteré de su muerte el día 24 al mediodía. Fue un golpe, no por sabido más inesperado. Me había acostumbrado tanto a la idea de que iba a durar mucho tiempo, que no supe como reaccionar a la idea de que ya no le vería más. Pasé toda la tarde sumida en una tristeza enorme. Hasta que me di cuenta que no era eso lo que Joaquín habría querido. El habría querido que se sacara de su muerte una nueva experiencia de vida, que sirviera para fructificar, no para cerrar o clausurar. Él habría querido que siguiera adelante. Y me di cuenta, de pronto, que Joaquín había muerto en el día más bonito del año: el 24 de junio, el día de San Juan, el día más largo, más luminoso, más vital; el día en que la naturaleza se renueva y renace. Y pensé que era un regalo que nos hacía a todos, una señal si se quiere, de renovación y de renacimiento.
Al día siguiente, en la reunión informal que se hizo entorno a su cuerpo en el Cementerio de Collserola, me sentí extrañamente bien. Al principio no quería verlo, pero luego me pregunté. ¿Por qué no? Joaquín estaba guapo, más guapo de lo que nunca le había visto. Con una sonrisa de felicidad y de serenidad que le iluminaba el rostro. Dormía y soñaba. Estoy segura que soñaba con ese espacio esponjoso y cálido del que hablaba a veces con nostalgia. No fue una despedida, fue un hasta pronto.”
Hasta pronto Joaquín.